jueves, 17 de noviembre de 2016

Eliminar humedades. Ventajas principales del HS-221

La solución definitiva para eliminar humedades ya existe. Su nombre es HS-221 y se basa en la emisión de ondas electromagnéticas de baja frecuencia, que cumplen la función de alterar la polaridad de las moléculas de la humedad. De esta manera, la humedad es rechazada hacia debajo de los cimientos. Entre sus múltiples beneficios encontramos los siguientes:

eliminar humedades


- Eficacia comprobada para reducir la humedad en un 60% apenas en 4 meses, lo que es posible por su sistema revolucionario de transmisión de ondas que pueden atravesar las paredes sin mayor dificultad.

- Comodidad para su instalación, ya que debido a su pequeño tamaño no requiere de mayores trabajos. Esto se puede hacer en pocos minutos con tan solo dos clavos, al igual que un cuadro que se coloca en cualquier sitio. Además, evita las típicas molestias de instalación como son el polvo y el ruido. 

- Coste mínimo respecto a los métodos tradicionales para eliminar humedades. Según estudios realizados, esto vendría a representar el 80% menos del coste tradicional. Incluso, su beneficio viene por doble vía pues influye de forma importante en el coste de la calefacción, recortándolo en un 30%, al controlar efectivamente el grado de humedad en las paredes.

- Saludable, es una cualidad que define muy bien su carácter efectivo y noble. Así, ayuda a evitar enfermedades como son alergias respiratorias, asma o reumatismo. 

- Seguro, ya que cuenta con las certificaciones y homologaciones idóneas para garantizar su durabilidad y confiabilidad en cualquier sitio, debido a que no afecta a la salud en absoluto, por ejemplo, sus emisiones son comparables a las de cualquier electrodoméstico.

- Revaloriza la propiedad, es decir, logra un control total de la humedad que influye en el aspecto y mantenimiento de la construcción. 

- Adaptabilidad a cualquier sitio. No importa el lugar o sector donde se encuentre, su efectividad para eliminar humedades está garantizada. Por ello, se puede emplear en lugares que van desde sótanos hasta plantas industriales, también es muy útil en viviendas o lugares afectados por tuberías dañadas o filtraciones en terrazas o tejados.

- Reducido consumo eléctrico de tan solo 0.7 vatios.

- Garantía prolongada de 15 años, y plazo de devolución de 1 año si el cliente no se encuentra satisfecho.

- Variedad de alcances (de 4 m hasta 30 m), que varían según la capacidad del equipo.

- Calidad que se comprueba en su certificado ISO 9001, lo cual lo convierte en un producto altamente innovador, eficiente y con prestaciones únicas en el mercado.

Humedad en paredes. Cómo eliminarla

Encontrar manchas de humedad en paredes es algo muy común. Es realmente fácil detectar este tipo de problemas, ya que puedes ver cómo la zona ha cambiado de color o la pintura comienza a desconcharse. Esto puede tener consecuencias negativas para la salud, especialmente para personas alérgicas o que sufren problemas respiratorios. Por ello, es importante tratarlas adecuadamente tan pronto se hayan detectado.

humedad en paredes


Tipos de humedad en paredes


- Por capilaridad. Son aquellas humedades que suben desde el suelo hacia las paredes. Su origen está en las corrientes de agua subterránea que pasan por debajo de la vivienda. Las moléculas de agua, que tienen un polo negativo y otro positivo, necesitan que el negativo esté orientado hacia arriba para subir.

- Por condensación. Son las manchas de humedad que aparecen normalmente en las esquinas superiores del hogar. Esto acontece porque, al llegar la noche, el vapor generado en la vivienda durante el día por las actividades cotidianas se condensa por el frío y sube hacia el techo.

- Por filtración. Este tipo de humedades puede deberse a la fuga de alguna canalización de agua, que si se encuentran dentro de paredes pueden ser difíciles de localizar. También puede aparecer como consecuencia de lluvias torrenciales o simplemente por el agua que se filtra de tejados y terrazas.

Cómo eliminar la humedad en paredes


- Por capilaridad. El sistema HS-221 es la solución perfecta para tratar este tipo de humedades. Despolariza las moléculas de agua, para que éstas no sean capaces de ascender por las paredes. Está certificado internacionalmente por el ICNIRP, que asegura que las ondas electromagnéticas emitidas por el HS-221 son respetuosas con humanos, animales y plantas. Sus resultados comienzan a ser visibles a partir de las tres semanas. Cualquier persona puede instalarlo y consume menos en un año que una televisión en un día.

- Por condensación. En este caso, la solución es renovar el aire del interior de la vivienda. La mejor forma de poder hacerlo es con un equipo de ventilación forzada. Éste filtra el aire que entra del exterior y lo precalienta en invierno. De esta forma, consigue reducir las humedades en solo un mes. Dependiendo del tamaño de la casa, se necesitará un equipo más o menos potente.

- Por filtración. Generalmente basta con aplicar una silicona neutra en las fisuras por las que se filtra el agua y después poner un impermeabilizante transparente sobre la zona que se quiere proteger. Para asegurar que no queda ningún elemento poroso que pudiera volver a filtrar agua, es recomendable dar siempre una segunda mano.

lunes, 24 de octubre de 2016

Humedades por capilaridad: Soluciones

Las humedades por capilaridad son aquellas que surgen como consecuencia del agua subterránea. Comienzan a desarrollarse en el subsuelo y son muy visibles a ras de suelo, aunque a medida que suben hacia arriba van disminuyendo en intensidad. Las marcas que deja son consecuencia de las sales que ha disuelto el agua y precisamente son estas marcas las que determinan hasta qué altura ha llegado. 



Las consecuencias de este tipo de humedades son bastante perjudiciales y repercuten en la salud de las personas y animales que viven en el interior de la vivienda, pues pueden ser causantes de enfermedades respiratorias como asma o reumatismo e incluso responsables de la aparición de alergias. Tanto igual sucede en el caso de la economía familiar, en la que influye muy negativamente al aparecer moho en la ropa, las paredes y los muebles, grietas en el suelo, desconches, deterioro general de las paredes de la casa y un incremento significativo del gasto en calefacción.  

Es de vital importancia quitar las humedades sea cual sea su origen y conocer muy bien cuáles son los remedios adecuados y cómo funcionan. En este caso, se debe determinar dónde han aparecido la humedades por capilaridad y aportar las soluciones más efectivas.  

En primer lugar, es necesario eliminar el moho que ha quedado en las paredes. Aparece como resultado de la humedad y aparecerá cada vez que se mezclen la humedad y alguna fuente de calor. La mejor forma de deshacerse de él es mezclando tres partes de agua con una de lejía y pulverizar las paredes con la mezcla resultante. No olvides usar unos guantes de goma y gafas protectoras.

Una manera de acabar con las humedades para siempre es a través del sistema de ondas electromagnéticas que no suponen riesgo alguno para la salud de ningún ser vivo por su baja frecuencia. Este instrumento trata de cambiar la polaridad del agua, tal y como si se tratara de un imán, y hace que las moléculas de agua se queden 50 centímetros por debajo del suelo. Lo mejor de todo es que tanto su instalación como su manejo resultan muy sencillos.  

Otra manera de eliminar las humedades consiste en emplear resinas que serán inyectadas en la pared. Sin embargo, para llevar a cabo este procedimiento y proteger las paredes de una habitación es necesario llevar a cabo muchos agujeros. Además, supone un gasto importante y el proceso es bastante lento.

Tipos de humedades más comunes

Uno de los grandes males que pueden aparecer en nuestro hogar son las humedades. Este fenómeno puede provocar muchos desperfectos en nuestra vivienda, por lo que resulta muy interesante conocer qué tipos de humedades existen para poder distinguirlas y poder aplicar el tratamiento más adecuado en cada caso. Cada tipo de humedad requiere de un tratamiento específico para conseguir los mejores resultados, dado que si un tipo determinado se trata con un procedimiento adecuado para otro tipo de humedad, lo único que se consigue es una obra tediosa y molesta para poco después volver a notar los mismos desperfectos que antes de llevarla a cabo.


Los tipos de humedades más comunes son:


- Humedad por condensación. Se produce cuando la humedad en el ambiente es elevada y ésta entra en contacto con superficies frías como paredes, espejos, ventanas, etc. En estos casos se forman gotas de agua. Es la misma situación que tiene lugar cuando el aire caliente asciende hasta el techo donde se condensa y acaba generando moho. Este tipo de humedad es el principal responsable de que los marcos de madera de las ventanas se pudran.

- Humedad por capilaridad. Es debida a la humedad presente en el suelo. Con el tiempo, el agua del subsuelo es capaz de abrirse paso a través de las paredes. A su paso, va depositando las sales que contiene en los muros de los edificios. Esas sales atraen la humedad ambiental, por lo que esto genera un problema muy serio para la integridad del edificio. Este tipo de humedades es la responsable de muchos de los daños estéticos en edificios antiguos. Además, supone un serio problema para la salud, dado que acelera el proceso de descomposición de elementos de madera.

- Humedad por filtración de agua. Es la causada debido a un mal revestimiento del edificio. Se produce cuando el agua del suelo que rodea al edificio se abre paso y entra en contacto con los muros, provocando una degradación de los materiales que los constituyen. Esto supone un grave problema dado que pueden llegar a producirse daños muy serios como es el caso de desprendimientos.

Tratar cada humedad como es debido es la única solución para acabar con dichos problemas. Cuando se detectan este tipo de inconvenientes deben atajarse lo antes posible, dado que pueden llegar a suponer serios problemas de salud por el ambiente que generan, además de los riesgos que implican para la integridad de los edificios.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Humitat-Stop, especialistas en humedades en bajos y sótanos

Existen diversas condiciones que pueden ocurrir en una casa y que pueden acabar estropeando su aspecto. Una de ellas es la humedad, que desmerece la estética de cualquier pared. Las manchas de humedad constituyen un auténtico fastidio que puede acabar dañando no solo la estética de la casa, sino también ciertas estructuras de la misma. 



El principal culpable de este fenómeno es la capilaridad. Las corrientes de agua subterráneas ascienden por las paredes por efecto de la capilaridad, dejando esas molestas marcas de humedad a su paso. El efecto de esta humedad es muy acentuado a ras del suelo y a medida que la altura aumenta, la capilaridad tiene menos acción y por tanto el agua encuentra ciertas limitaciones al alcanzar zonas altas.

La presencia de humedad tiene serias consecuencias para la salud, como es por ejemplo el caso de que puede agravar ciertas enfermedades respiratorias, asma, reumatismo o alergias. Además, supone un claro deterioro de muros y paredes de la vivienda, provoca una devaluación importante de la casa, da lugar a grietas y desconches, debido a la sensación de frío que produce tener humedad en una casa implica un aumento importante en el gasto en calefacción, puede conducir a la aparición de moho en las paredes, en la ropa, en el calzado, etc. La presencia de humedad es un auténtico desastre, tanto para la salud como para la economía.

La forma más sencilla de evitar encontrarse con el problema de la humedad en una casa es evitar que haya agua debajo de la misma, pero esta acción no es tan fácil de llevar a cabo una vez que la casa ya está construida. El uso de barreras impermeabilizantes en las bases de las paredes de casas ya construidas implica una inversión importante y además no evitan que la humedad ascienda entre las baldosas del suelo. La forma más sencilla y efectiva de acabar con el problema de la humedad es emplear ondas electromagnéticas que producen una serie de cambios en las moléculas de agua, eliminando su capacidad de ascender por capilaridad. 

En Humitat-Stop contamos con el equipo necesario para aplicar esta novedosa técnica obteniendo resultados muy satisfactorios. Las ondas empleadas por nuestros especialistas en humedades no son dañinas para los humanos y son capaces de alcanzar distancias de hasta 50 cm por debajo del suelo.

Acabar con la humedad nunca había sido tan sencillo gracias a Humitat-Stop, que con su novedoso sistema basado en la emisión de ondas es capaz de erradicar este problema. 

¿Humedades en casa? Con nuestro sistema innovador se acabó

Si está sufriendo humedades en casa que suben desde el subsuelo por todas las paredes, ha de saber que éstas se deben a un fenómeno físico conocido como capilaridad. Concretamente, éste tiene su origen en las corrientes de agua que se sitúan debajo del suelo. Este es el motivo por el que su intensidad es mayor en la parte de abajo y decrece con la altura. Las sales del agua son las que provocan la aparición de sus identificables marcas.



Evitar que haya agua debajo de una casa es, como mínimo, bastante complicado, sobre todo si ya ha sido construida por completo. En estos casos, se suele recomendar la instalación de barreras impermeabilizantes, pero son muy costosas y poco efectivas. Por no decir que, en sí mismas, no acaban con el problema de raíz y pueden ocasionar que la humedad que no sube por las paredes lo haga entre las baldosas colocadas en el suelo de la vivienda.

En Humitat-Stop hemos desarrollado un ingenioso y efectivo sistema para acabar con las temidas humedades por capilaridad. Además, es muy económico, todo lo contrario que sucede con las barreras impermeabilizantes que ya hemos comentado. Se trata de un dispositivo que envía una serie de ondas electromagnéticas que, al atravesar las moléculas de agua, las depolariza, por lo que no son capaces de ascender por los poros de la pared. Respecto a esto, hay que aclarar que dichas moléculas de agua solo pueden ascender cuando disponen de sus polos positivos hacia arriba.

Este sistema se denomina HS-221 y, gracias a que ha demostrado su efectividad ampliamente, ha sido reconocido por la Comisión Internacional sobre Protección Frente a Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP) como un mecanismo completamente seguro e inocuo para la salud humana y la de las plantas y animales, puesto que su frecuencia e intensidad son muy bajas.

Las humedades en casa pueden suponer, además de un riesgo para la salud, un fuerte impacto a su economía, ya que ocasionan graves deterioros en las paredes y los muros, siendo habitual la aparición de grietas y desconches en ellos. También aumentan el gasto en calefacción hasta en un 30% y devalúan el valor del inmueble. Por lo tanto, un sistema efectivo y económico que no precisa de obras como es el HS-221, que le presentamos desde Humitat-Stop, es ideal para usted si sufre humedades por capilaridad. ¡Pruébelo y le aseguramos que acabará completamente satisfecho!

martes, 23 de agosto de 2016

Quitar la humedad que sube por las paredes y suelo con el equipo HS-221

¿Has notado en tu casa manchas oscuras de humedad en zonas donde no pasa ningún conducto de agua, como la parte baja de muros o tabiques del sótano? Pues esto se debe al fenómeno de la capilaridad.

Las humedades por capilaridad ocurren cuando las corrientes subterráneas de agua en los terrenos suben por las paredes hasta alcanzar aproximadamente unos 70 centímetros de altura. Este fenómeno, además de que afea y deteriora el aspecto de tu hogar, también puede ocasionar problemas de salud, por eso es primordial quitar humedad de la pared de forma rápida y eficaz.

El moho es una de las señales más reconocibles de la humedad en las paredes, hay quienes intentan eliminarlo usando diversos métodos como ventilar la vivienda hasta conocidos remedios caseros, pero la realidad es que si no se utiliza el método adecuado la humedad siempre volverá a aparecer.

Para cuidar tu bienestar y el de tu vivienda te mostramos como quitar humedad de la pared con un método económico y eficiente.


Elimina humedades por capilaridad con el equipo HS-221




Este novedoso equipo está diseñado para eliminar esa molesta humedad de las paredes de tu casa sin dañar a las personas. No es nocivo para la salud y está certificado internacionalmente por el Instituto ICNIRP, fabricado según las normas ISO 9001 y cuenta con una garantía de 15 años.

El funcionamiento del HS-221 consiste en la emisión de ondas electromagnéticas que se acoplan perfectamente al grosor de la superficie, logrando así quitar la humedad de la pared sin mayor esfuerzo. Las ondas son de baja frecuencia, de una potencia similar a la de los equipos electrodomésticos que seguramente tienes en tu hogar y actúa evitando que el agua ascienda por los cimientos y paredes.

Además de conseguir que las paredes de tu casa luzcan sin rastro de humedad, esta opción es una de las más económicas del mercado y el aparato está fabricado de forma versátil, lo que hace que su instalación sea sumamente sencilla, sin que tengas que hacer ningún proceso complicado. Todas estas bondades lo convierten en un equipo útil y con un funcionamiento efectivo garantizado.

Sin lugar a dudas, son muchos los beneficios que puedes obtener al utilizar el equipo HS-221 para eliminar la humedad por capilaridad definitivamente de tu casa.